Viaje y comunicaciones

 

Para muchos, llegar a Europa es sólo el comienzo del viaje. Afortunadamente, muchas son las opciones de transporte del continente. Nada mejor que un paseo en tren para poder disfrutar del puro romanticismo europeo. Además, el tren es a menudo el modo más eficiente para moverse y desplazarse.

La red ferroviaria de Europa incluye los trenes de alta velocidad, los trenes locales e internacionales, los trenes nocturnos, los trenes panorámicos y los trenes InterCity. Todos son fantásticas opciones para poder vivir, de forma pausada, emocionantes aventuras en Europa.

Para los viajes por mar, los ferries permiten desplazarse rápidamente del punto A al punto B. Atraviese el Mediterráneo, vaya de isla en isla en Escandinavia o cruce el Canal de la Mancha cómodamente en un ferry. Una de las maneras más tranquilas de viajar dentro del continente es hacerlo por los ríos del interior de Europa, cruzar los afluentes y canales en un crucero por el río o en barcaza. Desembarque en los puertos, en el corazón de las ciudades fluviales, pasee por las calles medievales, pruebe el vino y explora los mercados locales y las tiendas.

Alquile un coche en cualquiera de las grandes ciudades europeas y cree su propio itinerario, marcando el ritmo y el lugar de la estancia donde más le gustaría estar.

Conduzca por los majestuosos pasos alpinos, las rutas panorámicas, las zonas urbanas o las autopistas. Los autobuses (o autocares, como también se les llama en Europa) le pueden ayudar a alcanzar las zonas más remotas que son poco accesibles mediante otros medios de transporte como el tren o el avión.

Viajar como mochilero es una de las mejores maneras para conocer y visitar Europa. Prepare la mochila y súbase al avión, autobús o tren. Los pases Interrail permiten conocer el continente de una forma muy económica. Un solo billete le permite viajar ilimitadamente por 30 países.

Viajar por Europa en bicicleta también es un verdadero placer. Muchos países ofrecen carriles bici e instalaciones apropiadas. Pruebe el cicloturismo en los Países Bajos, disfrute del hermoso paisaje bávaro en el sur de Alemania o pedalee por los mágicos paisajes de los países bálticos. Es posible alquilar las bicicletas en muchos destinos turísticos, tanto en los pueblos como en las ciudades principales.

Llamadas a su lugar de origen

Seleccione el método más eficaz y rentable para poder llamar a su lugar de origen antes de partir. Consulte a su proveedor si su teléfono funcionará en Europa y si hay cargos de roaming internacional. En general, el roaming en Europa no es muy caro. Es posible que, una vez que haya llegado, prefiera alquilar o comprar un teléfono. Si su estancia va a ser de un largo periodo de tiempo o si usted está planeando viajar por muchos países, lo más recomendable es comprar una tarjeta SIM local. Si la recepción de llamadas no es lo que le interesa, considere la opción de utilizar una tarjeta telefónica con un teléfono de línea fija, ya que la mayoría de los teléfonos públicos o los teléfonos de los hoteles cobran tarifas internacionales muy costosas. Si usted desea llevar consigo un portátil en el viaje, considere como opción un servicio de voz sobre IP, como Skype, para realizar llamadas telefónicas a través de Internet.

CÓDIGOS TELEFÓNICOS PARA LLAMADAS

Cada país europeo cuenta con un prefijo telefónico único que deberá marcar cada vez que desee realizar una llamada.

IDIOMAS

Saber decir “por favor” y “gracias” en el idioma local siempre es un gesto bien recibido. Si no comprende o tiene dificultades para comunicarse en el idioma local, el inglés es hablado ampliamente en la gran mayoría de sitios turísticos de Europa.

Zonas horarias

Europa abarca tres zonas horarias distintas. En la mayoría de los países europeos se utiliza el reloj de 24 horas, especialmente para los horarios de trenes y aviones. Greenwich Mean Time (GMT) incluye a Gran Bretaña, Islandia, Irlanda y Portugal. La zona horaria de Europa Central (CET) es GMT más 1 hora e incluye Austria, Bélgica, Croacia, la República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Holanda, Hungría, Italia, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Suiza. La zona horaria de Europa del Este (EET) es GMT más 2 horas e incluye a Bulgaria, Chipre, Estonia, Finlandia, Grecia, Letonia, Lituania, Rumania y Turquía.